Payoneer

7 ideas sobre cómo ahorrar dinero trabajando freelance

Uno de los mayores temores cuando te lanzas a la aventura de ser freelancer es el dinero. Pasar de tener un empleo con una entrada quincenal o mensual fija a trabajar por tu cuenta no es nada fácil y, como siempre digo, no tiene por qué serlo.

Algunas ideas para ahorrar dinero trabajando freelance

ahorrar dinero trabajando freelance
Hay un refrán que dice «de granito en granito, la gallina va llenando el buche», así que todo cuenta

Hay épocas en que el trabajo freelance puede estar más bien “flojo”. Por ejemplo: en lugar de tener tres o cuatro contratos para diseñar un sitio web sólo tienes uno. O en lugar de ser Community Manager a tiempo completo de una o dos empresas, sólo tienes contrato por unas horas al día.

Esto pasa y es muy natural que nos preocupemos, al fin y al cabo, necesitamos pagar facturas y tenemos gastos todos los meses.

obten-tu-post

Así que si ya estás dentro del mundo del trabajo freelance y quieres estar preparado para la época de las “vacas flacas” o guardar dinero para tus próximas vacaciones, entonces a continuación te comparto algunos consejos para ahorrar dinero trabajando freelance de forma efectiva:

1. Lleva un registro de todos tus gastos

La mejor forma de saber en qué estás gastando tu dinero es llevando un registro de tus gastos, así que conserva cada factura en una carpeta y revísala al menos cada 15 días. Cuando estás consciente del dinero que entra y sale, serás más eficiente ahorrando.

Puedes llevar este registro de manera manual en una libreta personal o en una hoja de Excel o Spreadsheets, pero la manera más fácil suele ser usar una app enfocada en tus finanzas, de manera que cada vez que tengas ingresos y gastos, puedas registrarlo directamente con tu celular.

2. Instala tu oficina con mobiliario usado

En un artículo anterior te di algunos consejos para instalar tu oficina en casa, pero si estás comenzando a trabajar freelance no puedes (o no deberías) darte el lujo de gastar en un costoso mobiliario que finalmente serviría para lo mismo que uno que haya sido usado.

Hay muchas empresas que venden su mobiliario usado, en buenas condiciones y a muy buen precio. Mi consejo es que revises estas opciones antes de decidirte por comprarlo nuevo. Hoy en día es posible conseguir ofertas de mobiliario usado en redes sociales, por ejemplo el marketplace de Facebook, así que date una vuelta por allí a ver qué ganga consigues 🙂

3. Utiliza recursos gratuitos o de código abierto en tu trabajo

Si estás pagando por una versión Premium de una aplicación o recurso, evalúa si es realmente necesaria para llevar a cabo tu trabajo. Ten en cuenta además que muchas de estas aplicaciones tienen una versión gratuita (limitada pero gratuita) y también hay soluciones de código abierto que pueden ajustarse a tus requerimientos.

Antes de pagar por una aplicación o servicio online, prueba su versión gratuita. No te dejes llevar sólo por la descripción porque podría resultar que no es lo que estás necesitando y habrás perdido dinero por incauto.

Una opción interesante que he encontrado para evitar tener gastos mensuales en herramientas y apps para mi trabajo es buscar ofertas lifetime, es decir, comprar una licencia ilimitada de la herramienta o de una parecida que me sea útil.

Los marketplace que uso para buscar este tipo de herramientas son AppSumo y StockSocial. Y las herramientas que he adquirido para mi trabajo y/o para el blog hasta el momento han sido:

  • SendFox: para gestionar los newsletter de Mi Vida Freelance.
  • Publr: para manejar las actualizaciones en redes sociales de manera ordenada en un solo lugar.
  • Rezi: para mantener actualizado mi CV al momento de buscar oportunidades como freelancer.
  • Squirrly SEO: Para manejar el posicionamiento en buscadores del blog y optimizar mis posts.

4.  El plan de minutos/datos de tu smartphone, ¿lo necesitas realmente?

Desde que desinstalé algunas apps que consumen datos en segundo plano (por ejemplo, Instagram y Facebook) de mi celular, no he tenido que volver a mantener un plan de datos de alto costo.

Claro que no debes ser tan extremo como yo, pero si estás en casa trabajando con conexión Wi-Fi, ¿realmente necesitas pagar por un plan de datos para tu celular?

Conviene revisar el gasto de datos que estás teniendo y si de verdad compensa el precio que pagas por esos datos mensualmente, para así determinar si es necesario que lo mantengas o si puedes simplemente desactivarlo.

5.  Ofertas, cupones y códigos de descuento

No subestimes el valor de los cupones y las ofertas, algunas veces son necesarias y otras simplemente excelentes. Por ejemplo: en 2013, fui a vacacionar a la Isla de Margarita y pagué mucho menos gracias a las ofertas que ofrecían en Internet.

Cuando fui a Colombia, estuve en la tienda Panamericano y casi no logro salir: por cada libro que compraba, tenía un cupón para comprarme otro a mitad de precio. Lo mismo  sucede en las tiendas de ropa, cuando entran en locura con descuentos de hasta 80%.

En Argentina, siempre me fijo en sitios web que ofrecen descuentos y cupones en paquetes para viajar o para salir a comer. La premisa es que si de todas maneras vamos a viajar hacia tal sitio o vamos a comer en tal lugar, ¿por qué pagar más pudiendo buscar los descuentos que ofrecen? 😛

En Norteamérica y Europa son muy populares los cupones, bien sea en físico o electrónicos, y éstos han entrado con fuerza en el mercado latinoamericano. Si estás ahorrando o estás en época de vacas flacas, revisa estas opciones antes de gastar dinero.

6. Prepara comida casera

Si tienes una vida social activa, esto puede ser muy difícil aunque necesario. En lugar de salir a comer hamburguesas en alguna cadena de restaurantes, ¿qué tal si preparas unas ricas hamburguesas con tu familia, amigos o pareja?.

Precisamente hice este experimento con mis amigos y calculamos que con lo que hubiésemos gastado dos de nosotros comiendo afuera, pudimos preparar una cena para seis personas.

Si tienes un patio o solar, puedes preparar un asado o barbacoa. El resultado será el mismo: comerás bien, compartirás con la gente que quieres y, de paso, podrás ahorrar dinero trabajando freelance.

Evidentemente, hay días en los que queremos salir a comer o a beber algo y está perfecto, la idea es que las comidas afuera o traídas por delivery sean la excepción y no la regla.

7. Consumo colaborativo: compartir, intercambiar y ahorrar

Seguramente has escuchado el término «consumo colaborativo» pues se ha puesto de moda ultimamente y ya hay muchos modelos de negocio basados en esta filosofía.

Pero si no sabes de qué va el tema, te pondré un ejemplo: En lugar de viajar en tren, puedes ir en un auto con 4 personas pagando mucho menos de lo que te costaría el ticket de tren. En lugar de comprar un libro nuevo, buscas alguien que lo tenga e intercambias uno tuyo con esta persona.

Realmente es algo que muchos hemos hecho en algún momento de la vida (un aventón, compartir una comida, intercambiar favores con vecinos) pero ahora recobra fuerza en un entorno global y conectado.

En conclusión

Cada caso es distinto y de seguro irás consiguiendo maneras propias de ahorrar dinero trabajando freelance acordes con tu estilo de vida. Lo importante es que encuentres las herramientas e información que necesitas para aprovechar cada centavo que ganes y puedas tener un ahorro con el que puedas contar si llegaras a necesitarlo.

Éstas son algunas de mis ideas para ahorrar dinero trabajando como freelance ¿Se te ocurre alguna otra? Compártela 🙂

Artículo publicado el 01/03/2014. Actualizado el 04/11/2021.

5/5 - (5 votos)
Resumen
7 ideas sobre cómo ahorrar dinero trabajando freelance
Título
7 ideas sobre cómo ahorrar dinero trabajando freelance
Descripción
El trabajo freelance es fluctuante muchas veces, por ello debemos estar preparados para esas épocas de baja carga laboral. En este artículo te comparto 7 ideas para ahorrar dinero trabajando freelance.
Autor
Publisher
Mi Vida Freelance
Logo
/* */