Payoneer

Estafas online y Coronavirus: cómo protegerte

El mundo está bajo llave. El trabajo y la educación, como la solíamos conocer, está cambiando. Con tropiezos y con aciertos, tal como pasa con casi cualquier cosa que cambia de repente.

El trabajo tradicional se está adaptando a este nuevo panorama y me atrevo a vaticinar que, para bien o para mal, es un cambio que llegó para quedarse. Un cambio al que muchos trabajadores freelance ya estamos relativamente acostumbrados. Y digo relativamente porque el cambio también nos alcanza.

Y uno de esos cambios radica en el hecho de que con más personas conectadas, muchas de ellas buscando trabajo u oportunidades para empezar una carrera freelance, las estafas online están a la orden del día. No es que antes no existieran las estafas, es que ahora hay probabilidades de que tanto conocedores del tema como novatos caigamos en la trampa, ¿por qué? por los tiempos que corren.

Para nadie es un secreto que el panorama del Coronavirus ha traído consigo incertidumbre, angustia y nerviosismo a buena parte de la población y nosotros, los trabajadores freelance expertos, no estamos exentos de ello.

Es por esta razón que, para protegerte a ti y a tus seres queridos, sea que tengan o no experiencia trabajando online, he investigado y recopilado las formas de estafas online más frecuentes en el ámbito freelance y cómo protegerte de ellas.

Estafas online en épocas de Coronavirus

Lo primero que debes tener en cuenta es que nadie te va a cuidar mejor que tú mismo/a (bueno, quizá tu mamá 🙂 ), entonces es tu deber conocer tu propio negocio y estar al tanto de las tendencias y riesgos que corres trabajando de esa manera.

Nuestro deber es educarnos y estar preparados en todos los flancos. Si vas a trabajar a través de una plataforma de trabajo freelance, entonces lee sobre sus reglas, protección al freelancer, métodos de pago, etc. Si vas a trabajar con clientes locales, procura investigar sobre este cliente y su empresa.

Por otro lado, una recomendación importante es: confía en tus propios instintos. Si algo te hace ruido, si algo no te cierra con esa oferta de trabajo que estás viendo, entonces investiga concienzudamente. No te dejes llevar por la desesperación, manténte a salvo.

Partiendo de esta base, vamos a conocer y desmenuzar los métodos de estafa online más frecuentemente dirigidos a trabajadores freelance y qué puedes hacer para detectarlos y protegerte.

He listado estos métodos de estafa partiendo del menos peligroso hasta el que considero más peligroso. Atenti porque el que no te paguen puede ser el menor de los males en estos casos. Ya vas a ver por qué…

Índice de contenido

Trabajo gratis ahora, promesa de pago para después

trabajar gratis paa alguien
Créditos: Tim Gouw

Ninguna época es buena para trabajar gratis para alguien, ¿Por qué lo sería justo ahora? En este momento de incertidumbre necesitas un trabajo cierto con un cobro cierto. Las promesas no te sirven, por más esperanzadoras que parezcan.

Por ejemplo: Si un cliente promete pagarte un porcentaje de beneficios luego de cierta cantidad de trabajo realizado, o recibes una oferta del tipo “yo pongo la idea y tú pones el sitio web/los clientes/el diseño/etc.”, mi recomendación es simple: NO ACEPTES.

Es muy diferente si tú por tu propio deseo te ofreces a trabajar voluntariamente, pero en ese caso yo te recomendaría brindar ese esfuerzo a organizaciones sin fines de lucro que están necesitando personas que echen una mano a su causa, muchas de ellas ofrecen oportunidades de voluntariado online.

Elusión de pagos

Créditos: Kelly Sikkema

Esta estafa es común cuando trabajas en plataformas freelance, sobre todo en aquellas que exigen que los pagos sean realizados a través de la misma. Básicamente el supuesto cliente te ofrece un trabajo freelance con la condición de que lo lleves a cabo fuera de la plataforma, ya que él o ella maneja su propio sistema de pagos.

¡OJO! Si bien esto no es ilegal per se y, de hecho, yo he trabajado y sigo trabajando externamente con clientes que conocí a través de dichas plataformas, la diferencia en mi caso es que estos clientes tienen una excelente reputación en la plataforma, estuvimos trabajando juntos a través de ella por bastante tiempo y su motivo de salida de la misma fue por cambios válidos dentro de su metodología de empleo.

Cito un ejemplo: cuando Upwork hizo cambios sustanciales hace un par de años tales como: porcentaje de ganancias escalonado de acuerdo al costo de los proyectos, cargos extra por procesar tarjetas de crédito, introducción de los “connects” para poder postularte a trabajos freelance, etc., uno de mis clientes no estuvo de acuerdo y me ofreció la posibilidad trabajar con él fuera de la plataforma, usando TimeDoctor como monitor de tiempo y gestionando directamente los pagos a través de Payoneer.

Luego de dos años trabajando con él y su esposa a través de Upwork y sabiendo que ya no querían seguir usando la plataforma, no tenía nada qué perder. Hoy en día seguimos trabajando juntos, así que fue una de las mejores decisiones que tomamos, tanto él como cliente como yo como freelancer.

Volviendo al tema de la elusión de pagos: si un cliente que no conoces, con nula o poca reputación dentro de las plataformas freelance o que es imposible de rastrear fuera de ellas, te ofrece trabajar y pagarte con métodos alternativos a los que ofrece la propia plataforma, lo más probable es que termines trabajando gratis para un perfecto desconocido.

Ahora bien, si no trabajas de esta manera o tienes un potencial cliente que te contactó a través de otros sitios (tales como LinkedIn, páginas de Facebook, tu portfolio, etc.), lo ideal es que investigues más sobre esta persona y, de ser posible, solicites un pago adelantado para asegurar el proyecto. Un pequeño pago siempre será mejor que ningún pago.

Pagar por trabajar o incluso pagar para postularte al trabajo

Créditos: rupixen

Mi postura sobre pagar por trabajar ha sido clara desde hace bastante tiempo, puedes leerla aquí. Si no estoy de acuerdo con pagarle a una plataforma freelance para ser “VIP” o tener “beneficios”, imagínate lo que pienso sobre un cliente X que me solicita un pago para empezar a trabajar o, peor, para poder postularme a su oferta de trabajo.

Según Upwork, las formas más comunes en que clientes fraudulentos solicitan pagos a los freelancers son:

  1. Pagar para considerar su propuesta o postulación: o pagar para tener prioridad
  2. Pagar para trabajar en el proyecto del cliente
  3. Pago por adelantado para cubrir costos o necesidades del proyecto: por ejemplo, pagar por envío de elementos específicos o comprar software específico que el propio cliente te vende
  4. Pago por adelantado para cubrir necesidades del propio freelancer: por ejemplo, pagar para habilitar un método de pago.
  5. Pago directo para cubrir necesidades del proyecto: por ejemplo, si el trabajo es crear un sitio web, entonces tú tienes que proveer el hosting, el dominio, la plantilla, etc.

Suplantación de identidad

Créditos: Luis Villasmil

Quizá la forma de estafa más común en Internet sea la suplantación de identidad o phishing, el cual consiste en hacerse pasar por una empresa o servicio en el que confías (tales como un banco, un tienda en línea, Google, Apple, incluso ONGs y oficinas de gobierno) para robarte tu información o tu dinero (o ambos).

Los estafadores suelen hacer copias exactas de los emails de estas empresas y enviarlos a miles de usuarios de manera automática esperando que un puñado de ellos pique el anzuelo y sea susceptible de entregar su información personal y bancaria.

Según lo publicado por KnewBe4, las formas de phishing por email más populares durante son:

  1. Password Check Required Immediately: cambio inmediato de contraseña requerido.
  2. De-activation of [[email]] in Process: Desactivación de email en proceso.
  3. Urgent press release to all employees: Comunicado urgente para todos los empleados.
  4. You Have A New Voicemail: Tienes un nuevo mensaje de voz.
  5. Back Up Your Emails: Respalda tus emails.
  6. Revised Vacation & Sick Time Policy: Política de Vacaciones y Enfermedad revisada.
  7. UPS Label Delivery, 1ZBE312TNY00015011: Entregas de UPS (o algún servicio de envíos de tu país)
  8. Please Read Important from Human Resources: Información importante de Recursos Humanos, por favor leer.
  9. [[manager_name]] sent you a file on Box: Tu manager te ha enviado un archivo en Box.
  10. Important Message from [[company_name]] Admin: Mensaje importante del administrador de [nombre de empresa].

Los ataques de phishing también se dan en redes sociales y sitios web enteros que suplantan a los legítimos sin que el visitante, muchas veces desconocedor de esta forma de estafa, se dé cuenta. Entonces, por tu seguridad, no entregues datos personales o bancarios a través de Internet.

Cuando recibes un email, sobre todo si has estado postulándote en plataformas de trabajo ya sean freelance o tradicionales, debes asegurarte que el contenido del email sea legítimo y tenga sentido para ti.

Los emails dirigidos a despertar un sentido de urgencia para que los abras y hagas clic son los más peligrosos dentro de esta modalidad ya que muchas veces nos dejamos dominar por la emoción del miedo o la curiosidad y terminamos entregando datos personales sensibles a estos criminales.

Víctimas de campañas de clickbait

Créditos: Jeshoots.com

¿Cuántas veces hemos clic en noticias o artículos de cualquier tipo dejándonos llevar por el título, que suele ser muy llamativo y hasta sensacionalista, para ir a parar a sitios web inundados de anuncios publicitarios, muchos de los cuales impiden la lectura hasta tanto no hagas clic en ellos?

Esta técnica se conoce como clickbait o ciberanzuelo y funciona precisamente de esa manera: atraer a los usuarios con títulos enfocados en explotar la “brecha de la curiosidad”, ganando dinero con la publicidad que eres obligado a ver en el proceso.

El peligro radica en que muchos de estos sitios web pueden contener ramsonware, que es un tipo de software malicioso que bloquea parcial o totalmente el acceso a la computadora para luego exigir el pago de cierta cantidad de dinero para recuperar el acceso a la misma.

Esquemas piramidales

Están en todos lados. Nacen, caen y resurgen con nuevos nombres, que son cada vez más atractivos y cercanos a las personas propensas a picar en este anzuelo:

  1. La flor / el círculo / el telar de la abundancia
  2. La mandala del dinero
  3. La rueda de la amistad
  4. El círculo de la prosperidad
  5. La célula de la gratitud

¿Notas el patrón? Todos estos sistemas incluyen en sus nombres palabras que asociamos con valores personales e ideales positivos.

Se las conoce como células de la abundancia y se basan en el principio básico de las estafas piramidales: es necesario captar personas que ingresen al sistema y aporten dinero con la promesa de obtener ganancias de hasta 800%, lo cual depende de que más personas se unan a dicho sistema.

La falla está que el sistema es insostenible, por lo que quienes ganan dinero suelen ser las personas arriba de la pirámide (generalmente los creadores de la misma o los que ingresaron primero), mientras que los demás suelen perderlo.

Recepción y reempaquetado de objetos para envío postal

Créditos: Rosebox

Esta estafa consiste en recibir mercancías enviadas por tu supuesto cliente para reempaquetarlas y enviarlas a otras direcciones postales.

Lo peligroso de esta modalidad radica en que dichas mercancías pueden haber sido robadas o adquiridas con tarjetas de crédito robadas, así como también podría tratarse de drogas o artículos prohibidos por la jurisdicción de tu país.

Por tanto, al actuar como “hombre en el medio”, estarías involucrándote en actividades delictivas de la más diversa índole sin siquiera saberlo.

Recibir y procesar pagos de terceros

Ganar dinero por internet sin ser estafado

Una de las modalidades más peligrosas de estafa online es la recepción y procesamiento de dinero de terceros, utilizando tus cuentas bancarias y monederos digitales como medio para ello.

Básicamente, consiste en recibir dinero de origen desconocido en tu cuenta bancaria para luego depositarlo en otra, es decir, tu función sería blanquear ese dinero. Tú, a cambio, recibirías una comisión por dicho servicio.

Algunas de las formas en que se lleva a cabo esta estafa online son:

  1. Recepción de pagos en PayPal: trasladar el dinero a otra cuenta de PayPal o a tu cuenta bancaria para luego depositarlo en una cuenta bancaria diferente.
  2. Compra de tarjetas de regalo con dinero de origen incierto.
  3. Solicitud de cobro o depósito de cheques.
  4. Solicitud de cobro o depósito de giros postales.
  5. Solicitud de compra, venta o transferencia de divisas de cualquier tipo (moneda corriente o criptomonedas).
  6. Recepción de pagos para comprar suministros o para enviar algo de valor antes de empezar a trabajar.

El riesgo acá está a la vista: en el mejor de los casos, no recibir la comisión, pero en el peor de los casos: multas bancarias, investigación judicial e inclusión imputación de cargos por blanqueo de dinero.

¿Por qué es importante redoblar esfuerzos ahora?

Piénsalo: con tantas personas en casa debido a la cuarentena, debiendo realizar trámites online tales como buscar información, pagar impuestos, ingresar al banco, comprar víveres, asistir a clases, trabajar, etc., las condiciones están dadas para que las estafas online en tiempos de Coronavirus se multipliquen y el número de víctimas crezca, e incluso para que surjan nuevas formas de cometer este delito.

Entonces, sabiendo que en nuestras familias puede haber personas especialmente vulnerables a caer en estos engaños, es importante que nos eduquemos y eduquemos a otros sobre cómo protegernos cuando navegamos en Internet.

No basta con instalar un antivirus y esperar lo mejor. No basta con pensar que al navegar en sitios “seguros” como Facebook o plataformas de empleo estaremos a salvo de los estafadores online. Es necesario monitorear e investigar los mensajes que recibimos, la publicidad que observamos y cuidar a los más vulnerables de estas trampas.

No debemos dejarnos llevar por la desesperación, pues ese es el anzuelo que quieren que piquemos para así robar nuestros datos, vaciar nuestras cuentas bancarias o, mucho peor, hacernos cómplices involuntarios de delitos graves.

En conclusión

No todo lo que brilla es oro y no todas las intenciones son buenas y eso se extienden a nuestra vida online. Manténte informado, investiga los mensajes y ofertas de trabajo que recibas, protege a tu familia y a ti mismo/a.

Espero que esta situación pase pronto y podamos recuperar al menos una parte de nuestra normalidad. Espero que salgamos juntos de esto más fuertes, más nobles y más sabios. Que podamos volver a abrazarnos, a juntarnos, a hacer de nuestra vida una mejor vida.

Mis mejores deseos para ti y los tuyos desde mi rincón del mundo en Argentina.

Resumen
Estafas online y Coronavirus: cómo protegerte
Título
Estafas online y Coronavirus: cómo protegerte
Descripción
En tiempos de Coronavirus, es necesario aprender a protegernos de las estafas online sobre todo cuando trabajamos freelance o necesitamos hacer trámites online para nosotros o nuestras familias.
Autor
Publisher
Mi Vida Freelance
Logo
/* */