Payoneer

Adicción al trabajo: 7 síntomas de que eres una persona adicta a trabajar

Los trabajadores freelance son algunas de las personas más trabajadoras que existen, pero hay una delgada línea entre la ambición y la adicción al trabajo. 

Según un estudio realizado en la Universidad de Bergen en Noruega, las personas que son adictas al trabajo son más propensas a padecer trastornos mentales que aquellas que no lo son.  Los expertos elaboraron una lista de siete preguntas para determinar si las personas trabajaban demasiado. Los resultados que arrojó el estudio realizado a 16.500 adultos trabajadores fueron los siguientes:

  • El 32,7 % cumplía con los criterios para padecer de trastorno por déficit de atención con hiperactividad (TDAH)  (versus 12,7 % entre los no adictos al trabajo).
  • 25,6 % cumplía con los criterios para padecer de trastorno obsesivo-compulsivo (TOC) (versus 8,7 % entre los no adictos al trabajo).
  • El 33,8 % cumplía con los criterios para padecer de ansiedad (versus 11,9 % entre los no adictos al trabajo).
  • El 8,9 % cumplía con los criterios para padecer de depresión (versus 2,6 % entre los no adictos al trabajo).

Para determinar la adicción al trabajo a los encuestados, estos debieron responder a siete afirmaciones utilizando una escala del 1 al 5 en la que 1 significaba nunca y 5, siempre.

En este artículo te quiero compartir esas siete afirmaciones para que puedas conocer tus propias inclinaciones laborales, además de algunas ideas para encontrar un equilibrio y para que, si eres adicto al trabajo, puedas superar este hábito.

1. Trabajar tanto ha influido negativamente en tu salud

Pasar horas frente a la computadora sin cuidar tu postura dará como resultado dolor de espalda crónico, fatiga visual y, si también sufres de estrés, aumentará tu riesgo de sufrir un ataque al corazón . Si tu salud está empeorando debido a tus hábitos laborales, es una síntoma claro de adicción al trabajo.

obten-tu-post

Una ética de trabajo saludable empieza autoevaluando nuestros hábitos laborales para determinar si están afectando nuestra salud física y mental, para así poder tomar las decisiones necesarias para mejorar.

2. Priorizas el trabajo sobre las actividades de ocio, los pasatiempos y el ejercicio

Para algunos freelancers, las líneas que dividen el trabajo, la vida hogareña y el tiempo de descanso pueden ser un poco difusas. Esto sucede sobre todo si has logrado convertir aquello que te apasiona en tu fuente de ingresos y peor aún, si trabajas desde casa.

Para mantener el equilibrio mental y físico, también debes dejar espacio para el descanso, el esparcimiento y el ejercicio. Hacerlo tiene muchos beneficios : puede volverte una persona más creativa, prolongar tu vida laboral y ayudarte a dormir mejor, mantener un peso saludable, entre otros.

3. Te estresas si si te prohíben trabajar

El estrés puede ser saludable hasta cierto punto. Los profesionales de la salud mental utilizan la palabra “eustrés” para referirse a un tipo de estrés positivo que te motiva a dar lo mejor de ti. En este sentido, es saludable que te preocupes por la calidad de tu trabajo, tu capacidad y tu desempeño.

Sin embargo, cuando llega el momento de descansar o de pasar tiempo con tu familia, no deberías sentir estrés. Si a menudo sientes ansiedad por volver al trabajo cuando deberías estar relajándote, es un síntoma muy claro de que eres adicto al trabajo.

Una persona con adicción al trabajo puede incluso tratar de ocultar el hecho de que está trabajando cuando sabe que no debería hacerlo: revisar el celular muchas veces a escondidas, trabajar mientras está en el baño, encender la computadora apenas tiene un momento en soledad, etc.

4. Te han pedido que pares de trabajar y no has hecho caso

Si los miembros de tu familia o amigos te dicen frecuentemente que está trabajando demasiado, podría ser el momento de escucharles.

Aunque parezca inverosímil, la adicción al trabajo es muy parecida a cualquier otra adicción:

A pesar de los síntomas, los adictos al trabajo pueden negar totalmente su adicción y, por lo general, necesitan la insistencia de familiares y amigos para buscar ayuda cuando su vida se inclina en exceso hacia el trabajo.

Neil Osterweil para WebMD

5. Trabajas para reducir los sentimientos de ansiedad, depresión y culpa

¿Alguna vez te has hecho estas preguntas?:

  1. ¿Cuál es tu motivación para trabajar tanto? 
  2. ¿Por qué y para qué trabajas tan duro?

Puede que necesites hacer un poco de introspección. Si tus sentimientos sobre el trabajo son sobre todo de ansiedad, preocupación y miedo, entonces ciertamente algo malo está pasando. 

Lo que es más, si estás trabajando para escapar de problemas personales o porque te sientes culpable, lo más probable que termine todo mal tanto en el trabajo como en tu entorno más íntimo.

Los freelancers, para tener éxito, necesitamos conectar nuestras emociones positivas con el trabajo. Trabajar duro porque sientes inspiración o porque quieres ayudar a los demás no es lo mismo que escapar a trabajar para evitar otras situaciones de tu vida.

6. Trabajas más tiempo de lo que planeaste inicialmente

Una rutina laboral ajustada a tus tareas y responsabilidades te hará una persona eficiente. No obstante, en ocasiones surgen problemas y necesitamos trabajar horas extra. Pero cuando este tiempo extra se convierte en un hábito en lugar de la excepción a la regla, puede indicar que hay un problema de fondo.

Responde con sinceridad: ¿Con qué frecuencia has prometido terminar tu labor en una hora específica, para luego seguir trabajando tres horas después? 

Si pospones constantemente tus planes de fin de semana para «ponerte al día con el trabajo» (cosa que seguramente nunca pasa porque siempre tienes algo que hacer), probablemente sea hora de revaluar tus hábitos.

7. Constantemente piensas en cómo tener más tiempo para seguir trabajando

El refrán dice: «El tiempo es oro» y, como todos sabemos, suele ser difícil hacer todas las tareas durante el horario normal de oficina. 

Es una realidad que los freelancers solemos trabajar muchas más horas de lo socialmente establecido, sobre todo por los tipos de proyectos que llevamos adelante. Sin embargo, si sueles buscar formas de alargar tu jornada laboral, posiblemente estés experimentando un síntoma de la adicción al trabajo.

Pregúntate: ¿Con qué frecuencia sacrificas una pausa para almorzar o tomar un café solo porque quieres hacer una tarea más? Si te levantas más temprano de lo necesario para ir a trabajar o esperas a que los miembros de tu familia se duerman para poder hacer algunas tareas extra, y si estas situaciones suceden cada vez con más frecuencia, es posible que tu salud ya esté en riesgo.

¿Cómo saber si eres una persona ambiciosa o si sufres de adicción al trabajo?

Hay una línea muy delgada que divide lo que es ser una persona ambiciosa de una adicta al trabajo, la cual básicamente es: si eres una persona muy trabajadora pero que también tiene tiempo para su familia, amigos y esparcimiento, además de lograr equilibrar de manera saludable su vida laboral de su vida personal, entonces no eres adicta al trabajo.

Por otra parte, esta adicción suele ser un signo de un patrón más profundo de disfunción que suele estar relacionado con:

  1. Problemas de control o autoridad. 
  2. Síntoma de baja autoestima o de búsqueda excesiva de aprobación. 
  3. Dificultad para delegar tareas o disfrutar de los frutos de su trabajo.

Ahora bien, ten cuidado de no confundir las señales.  En líneas generales, la adicción al trabajo es aceptada socialmente, algo que no pasa con el resto de las adicciones. Es más, a menudo es vista de manera positiva; y esto es porque nuestra cultura excesivamente los logros y el éxito financiero, aun a costa de nuestra salud e integridad.

En conclusión

Si todo lo anteriormente leído resuena con tus hábitos laborales actuales, es el momento indicado para buscar ayuda. Disponer paulatinamente de tiempo para actividades fuera del trabajo puede ayudarte a mejorar tu salud física y emocional.

Si te cuesta encontrar ese momento para ti y tu familia, busca ayuda profesional. La terapia psicológica apropiada puede brindarte herramientas que te sirvan para equilibrar tu vida personal y profesional.

¿Quieres colaborar con el blog para que pueda seguir publicando info? Invitame un café en cafecito.app
5/5 - (2 votos)
Resumen
Adicción al trabajo: 7 síntomas de que eres una persona adicta a trabajar
Título
Adicción al trabajo: 7 síntomas de que eres una persona adicta a trabajar
Descripción
Estos son siete síntomas de que puedes estar padeciendo de adicción al trabajo según un estudio realizado por investigadores de la Universidad de Bergen. Aprende a reconocer los signos de que pasas mucho tiempo trabajando para que puedas buscar ayuda y tener una vida más equilibrada.
Autor
Publisher
Mi Vida Freelance
Logo
/* */